Castros gallegos, el legado de los celtas

castros galegos

La singularidad de Galicia comienza en su estrecho vínculo con el mar. Desde los primero pobladores, pasando por pueblos invasores que se asentaron en las costas. Galicia es hija del mar y la piedra, como muestran los abundantes yacimientos de petroglifos, los dólmenes y también los asentamientos celtas. Muchos de ellos conservados por la humedad y la tierra en muy buen estado. Castros gallegos, el legado de los celtas.

La piedra sobre la que se sustenta la cultura de nuestros antepasados

Casi todo el mundo sabe que Galicia es tierra de leyendas, de sal y piedra, es tierra de celtas. Pero no todo el mundo conoce las “otras piedras de Galicia”, los grabados y esculturas más allá de los castros gallegos.

Los petroglifos, un mensaje de miles de años aún por descubrir

Se trata de grabados rupestres hechos sobre el granito con símbolos y representaciones que aún mantienen el misterio de su significado, en muchos casos. Realizados hace miles de años, Galicia cuenta con muchos de los yacimientos más increíbles de toda Europa. Como lo son:

    • Petroglifo de Mogor y sus formas en espiral, en Marín.
    • Petroglifo A Laxe dos Homes, en Cuntis. Representaciones de hombre y mujer de la Edad de Bronce.
    • Los petroglifos de Chan da Rúa, en medio del bosque en Vilaboa.

Si quieres saber más sobre este maravilloso legado, puedes visitar el Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre de Campo Lameiro.

Los dólmenes, las esculturas funerarias neolíticas que aún se mantienen en pie

Galicia cuenta con una buena herencia en piedra, más allá de los castros gallegos. Buen ejemplo de ello son los números dólmenes que se encuentran por casi toda la comunidad. Uno de los más importantes y grandes es el Dolmen de Dombate, que tiene 24 metros de diámetro. O los más de 4.000 años que representan los del Concello de Muíños.

Pertenecientes al Neolítico, se trata de esculturas relacionadas con las prácticas funerarias. Una de las cosas más impactantes es pensar que son construcciones levantadas hace miles de años y que aún nos acompañan en pie.

Junto al paso del tiempo, el otro gran reto de estas icónicas piedras es su composición. Teniendo en cuenta que en Galicia la piedra por excelencia es el pesado y duro granito. Se plantea como todo un desafío la elevación de las rocas y su colocación firme, tanto en vertical. Como la piedra que ejerce de tejado en posición horizontal.

Castros gallegos, las fortalezas prerromanas casa de nuestros antepasados

¿Sabías que los castros gallegos han funcionado como pueblos durante más de 1.000 años? Se cree que los primeros asentamientos celtas se realizaron en el siglo VI a.C. en zonas donde la visibilidad era muy buena. Muchas veces con emplazamientos tan impactantes como el de Castro Baroña, sobre el mar. O el Castro de Santa Trega, en A Guarda, sobre la desembocadura del río Miño. Y desde donde se unen España y Portugal.

Activos hasta el siglo VI después de Cristo, estas fortificaciones aún mantienen su distribución y su forma. Conservan sus piedras originales y se cree que, además de los que conocemos a cielo abierto. Son muchos los que la tierra esconde todavía.

Enlaces:

Petroglifo A Laxe dos Homes, en Cuntis http://patrimoniogalego.net/index.php/2791/2011/07/laxe-dos-homes/

visitar el Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre de Campo Lameiro: https://www.paar.es/?lang=gl

Comments are closed.
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?